Mmm...

Mmm...
Importante: Se agradecen los comentarios, correcciones y críticas del lector

sábado, 12 de octubre de 2013

Uno se acostumbra a todo

Un amor real es como vivir en aeropuerto
Charlie García, 1985.

La primera vez que viajé a USA fue en  1990. Era un viaje de trabajo, como los siguientes.
Era enero, y en Boston hacía frío y nevaba.

Unos técnicos yankis de la empresa muy amistosos, como son los que trabajan de field service en cualquier país, me invitaron a una House of Blues, una especie de franquicia de boliche musical donde se puede beber, comer algo y sobre todo, como su nombre lo indica, escuchar blues, en vivo.

Así que esa noche fuimos en patota, técnicos y técnicas, personal administrativo y directivo norteamericano y algunos otros que habíamos venido desde otras latitudes y longitudes por un curso de formación.
El lugar era fascinante, como diría Spock, el ambiente, la música, un grupo de blues tras otro, todos buenos y aún mejores. La gente escuchaba sentada, bailando, tomando cerveza o charlando.
Sin embargo, en medio de este júbilo sensorial, había algo raro, una sensación  irreal, un elemento discordante, que no pude definir... hasta que me di cuenta de que a pesar de la semipenumbra, la visibilidad era excelente, faltaba esa densa neblina de humo que uno asociaría con este tipo de antro...  ya que nadie, NADIE, fumaba.
Reitero que era enero de 1990, y las campañas anti tabaco no figuraban aún ni en las más locas fantasías de Italia , donde yo vivía entonces, ni en otros países conocidos por sus humeantes adicciones.
En España se decía: fuma como un español. (no como un murciélago, lo cual me parece bastante acertado, yo nunca vi uno fumando, ni siquiera a Batman). En Argentina la lucha contra el faso iba y venía, como casi todos los avances, marcha, contramarcha y abandono.
Volviendo a Boston: una mañana (todavía estamos en enero de 1990) me quedé boquiabierto frente a la  imagen surrealista (en ese entonces) de una secretaria elegantemente emponchada, abrigadísima, fumando en la entrada, pero del lado de afuera, bajo la nieve (!!). Claro, no se podía fumar en el interior de la empresa. 
Fumar mata
Pasaron más de 20 años. Ahora vivo y trabajo en Munich y ya no me llama la atención ver cotidianamente a los fumadores/as  desafiando la intemperie helada, frígida, con la templanza  de un cartero siberiano.
Ya no se fuma en los pubs irlandeses, ni en locales de Italia, España, Alemania; creo que hasta Turquía sucumbió a la campaña purificadora.

Esto obviamente es muy bueno para la salud y como ex fumador, lo aplaudo calurosamente.
Pero no puedo evitar pensar (mente retorcida): -Qué casualidad, ¿no? Me refiero a que en muchos países diferentes se llegue a lo mismo.

Fumar puede causar una muerte lenta y dolorosa...
Una visión cínica, pesimista o simplemente práctica, sugiere que las administraciones ahorran más en salud pública de lo que recaudarían con los impuestos al cigarrillo. Esta idea ya es un meme que conquistó el mundo, pero habría que hacer cuentas para comprobarla en cada país mirando bien en detalle  quién administra qué cosas y en qué países existe una salud pública que gaste dinero en sus ciudadanos/as cuando se enferman, como en Europa.

Ya no creo en grandes conspiraciones para dominar el mundo, o la mente de la personas para venderles algo, pero a veces es como si todos viviéramos en un gran aeropuerto... donde tampoco se puede fumar.
Sin embargo el tabaco se sigue vendiendo en los duty free shops,
con advertencias en todos los idiomas sobre su letal contenido.
Lindas minas (!?)(No?)
Lindas minas. No?












Una buena campaña publicitaria puede convencer a millones de personas de
 prácticamente cualquier cosa: empezar o no una guerra, fumar, no fumar, beber, no beber, comer esto o aquello, votar, adorar, odiar, taparse, destaparse (moda), etc. 

En fin, hasta aquí llego hoy, me tengo que calzar los Levi´s y las Adidas ( Nike,  G-Star Raw?) para no desentonar con la onda-moda- universal, ¿vio?
Por qué tengo que verle el calzoncillo a este tipo?!

sábado, 13 de julio de 2013

El diario de las buenas noticias 2



Tanto el optimismo como el pesimismo son distorsiones de la realidad. El optimista cree que las cosas están mejor y el pesimista las ve peor. Claro que saber qué es la realidad no es moco de pavo.
Los filósofos se lo preguntan desde que el mundo es mundo. También los físicos actuales.

En los años 50, 60 y 70  Philip K. Dick, escribió decenas de novelas y cientos de cuentos de sci-fi, motivado por dos preguntitas: qué es real? y qué es lo que nos hace humanos?. Cuarenta años después, algunas de estas historias surrealistas fueron convertidas por el cine de Hollywood, con distinta suerte, en películas de acción, suspense o ultraviolencia  (Blade runner, Minority report, Total recall, Paycheck, etc)


Frente a la andanada diaria de noticias tremebundas publicadas por los poderosos medios de comunicación actuales, parece no quedar otra opción que el pesimismo. Sin embargo, aunque usted no lo crea, las buenas noticias también existen. Claro, normalmente no están en primera plana, porque venden poco. 
Aunque Ud no lo crea!

Nos enteramos casi instantáneamente de los desastres locales y mundiales. Tenemos estadísticas actualizadas de crímenes, ataques terroristas, pobreza, calentamiento global, desnutrición infantil y accidentes aéreos.
Pero, aunque no lo parezca, esto es ya una buena noticia. Estar informados de los males puede ayudarnos a mejorar. Si uno no sabe de qué está enfermo, difícilmente podrá encontrar la cura. Si no hacemos periódicamente un chequeo médico preventivo, podemos caer afectados por alguna enfermedad que podía haber sido tratada mucho antes de convertirse en fulminante.

A lo largo de los años, en distintos países, por motivos laborales y como paciente he conocido un buen número de médicos. Quizás trastornado por tantas mudanzas, empecé a albergar ideas de lo más extravagantes: además de hacer su negocio, forrarse (de dinero) con los pacientes, obras sociales, seguros médicos, congresos y regalos en especies de las farmacológicas, ....los matasanos también curan enfermos!

Asimismo, las compañías farmacológicas, pertenecientes a tremendas corporaciones que a veces parecen influenciar a la mismísima FDA, la sospechosa (o sospechada como dicen en Argentina) "Admistración de drogas y alimentos" de USA que decide qué remedios, comidas y tecnología médica se pueden o no usar (en USA), acusadas hasta de utilizar como conejillos de Indias a poblaciones enteras del llamado tercer  mundo, como puede verse en la melancoliquísima novela de John Le Carré  El jardinero fiel (y fiel película)  ..., bueno,.. también parece ser que se  dedican a producir medicamentos que generalmente sirven  para curar, paliar o prevenir enfermendades, sin los cuales gran parte de la población mundial ya no existiría.


Perry Mason
En la misma línea de pensamiento y, a riesgo de parecer demasiado transgresor, podría agregar que los policías no sólo se dedican a corromperse trabajando para el hampa, a cometer abusos de autoridad y usar excesiva violencia; también los hay que se dedican a perseguir malhechores y proteger al ciudadano/a.

Y, ya entrando en el terreno de lo inverosímil: se rumorea que hay abogados que trabajan  a favor de la justicia (y no lo contrario) e inclusive se dice lo mismo sobre algunos jueces...

 
Más aún, hasta me atrevería a decir que también existen políticos que, en vez de robar, se dedican a gobernar.

                                                       Mundo insólito, vio?




Advertencia (disclaimer): Esto no es un consejo médico. Lea siempre el prospecto y/o consulte a su farmacéutico.
Según su zona o región, puede ser conveniente mantener o extremar las medidas de precaución al interactuar con o acercarse a policías, abogados, políticos, médicos y enfermeras.
Conduzca con precaución, respete al peatón y ceda el asiento a ancianos y embarazadas.
Etc.


Algunos  ejemplos de buenas noticias:
      
La sorprendente disminución de la violencia.(Activar subtítulos)
Juicio a Standard & Poor's
Glaxo: Posible cura de la malaria
Satélites centinela
Noticias sobre la esclavitud
Gays en países árabes
Posible cura del VIH
Nanotubos de carbono
Malala en la ONU
Como detener la desertificación
antibiótico en el mar













jueves, 27 de junio de 2013

Diario de las buenas noticias 1

 Aunque usted no lo crea: hay buenas noticias

El número de acontecimientos que ocurren en el universo simultáneamente tiende a infinito. Es impensable percibirlo todo, mucho menos al mismo tiempo. Sería como intentar contar las gotas del océano, o los átomos de la materia.

Dejando de lado los hechos del mundo físico, si  fuera posible enfocar nuestra atención en todos y cada uno de los asuntos humanos, en un instante del tiempo cualquiera,....por ejemplo : ¡Ahora mismo!:  veríamos que están sucediendo al mismo tiempo todo tipo de cosas: buenas, malas, regulares, maravillosas, terribles, intrascendentes, o de otras categorías que no me imagino en este momento.

Ahora mismo hay gente enamorándose y también hay gente matando o muriendo en la guerra, cometiendo o siendo víctima de crímenes comunes de lesa humanidad. También hay también gente
que salva vidas en ambulancias y quirófanos, gente que hace el
Pat Metheny- Orchestrion
amor, que hace música, gente que discute nuevas ideas, que estudia las  propiedades de la materia y el universo, que crea obras de arte, hay gente que gana dinero y gente que pierde dinero, gente que nace y gente que muere,... y mucho, mucho más.

  Ni siquiera los portentosos medios de comunicación actuales podrían publicarlo todo, aunque quisieran. Pero como las noticias que más venden son las malas, recibimos constantemente una sobrecarga de información negativa.
Estamos increíblememte  mejor informados que en el pasado, casi al instante, pero de todo lo que pasa en cada momento nos llega generalmente lo peor. Es como si viviéramos en un catastrófico mundo de explosiones, crímenes, inundaciones, guerra, desigualdad, explotación, violaciones y penurias económicas.

Sin embargo, no se trata de una conspiración internacional para
deprimirnos y dominarnos. El motivo es de índole económica.

¿Quién compraría un diario cuyos titulares de primera plana dijeran: "Hoy no hubo ningún muerto en
accidentes de tráfico" ?
¿Quién pagaría costosos espacios publicitarios en un medio que anunciara que las ambulancias y quirófanos ayer han salvado tal cantidad de vidas?
O que tal cantidad de parejas se han reconciliado? ¿O que tal cantidad de bebés ha nacido sin problemas médicos?

Tanto en la noticias, como en el cine y en los reality shows, nos atrae el conflicto, la violencia  y las perversiones; el morbo, como dicen en España.

 Sin sangre no hay ventas.


Por eso, aunque no las veamos a primera vista, ya que resultan poco comerciales, recordemos que las buenas noticias también existen.

Aquí van unos ejemplos:


Nuevo mapa cerebral 3D

No a las patentes genéticas

 Trasplante de tráquea artificial

 Desarrollan nuevo tipo de trigo

Nobel de Física

Charlas de TED. Poner subtítulos

















viernes, 14 de junio de 2013

Rubia solar

En esta pálida ciudad, pibe, no verás salir el sol....
(Billy Bond y  La pesada del Rock and Roll, 1972)

La primera vez que manejé un auto en la Autobahn (autopista) alemana era verano. Por el espejito retrovisor se veía  un super descapotable (convertible) conducido por una rubia que cantaba alegremente, como si estuviera en la ducha, pero con los pelos al viento.

Hace unos años tuve que ir a Oslo por un par de días, también en verano. Me sorprendió la belleza de su gente: apuestos caballeros y, sobre todo, hermosas señoras/itas de ojos azules o verdes y larguísimas piernas.

 Noruega evoca normalmente imágenes de fiordos, hielo y noche eterna, pero yo me encontré con los vikings en short, sandalias  y remerita (camiseta).
De noche no llegaba a oscurecer del todo: el cielo quedaba de un azul intenso.
En el hotel hacia calor ya que no había aire acondicionado. (Claro, para un par de días por año ni vale la pena). Ya se usaban los edredones o fundas nórdicas sin sábana, inclusive en verano. Los hay de distintos grosores y peso, según la época del año.  Para mí todos son completamente inútiles porque en cualquier estación tengo calor si me tapo y frío si me destapo. Parecería ser que alguien hubiera decretado la abolición global de la sábana común en los hoteles, al menos en Europa. Me tomo el trabajo de sacar el maldito edredón de la funda para usarla como sábana y al otro día vuelvo a encontrar el siniestro adminículo armado de nuevo por el diligente personal de limpieza. No soy amante de las teorías conspirativas, pero que las hay, las hay. Esto es una conspiración para no dejarme dormir.


Cuando viajaba a Londres, en uno de mis trabajos anteriores, me sorprendía ver  cantidades inusuales de descapotables. Me explicaron que, siendo el tiempo británico bastante inestable, para decirlo con suavidad, querían aprovechar cada ratito de sol intercalado entre chaparrones y nubes, creándose un paradójico efecto de ventas record de coches convertibles, en un país donde casi siempre llueve o está nublado, o hace frío.

Sin embargo, a pesar del mal tiempo, en Londres no hay niebla. Aquella niebla densa y romántica que escondía a Jack el Destripador y que rodeaba con un espeso manto las aventuras de Sherlock Holmes, en la realidad no existe. Creansenlón.
Una vez, hace unos diez años, le pregunté a un autóctono, que andaría por sus treinta, sobre el tema: -Ahhh, síii , la niebla... es verdad, ...estaba cuando yo era niño -. Ni se acordaba.  Parece que era smog nomás, producido por las fábricas que proliferaron a partir de la Revolución Industrial, (que empezó hace siglos en Inglaterra, justamente). Las fábricas fueron reubicadas y se acabó la niebla.


Familia Isis-Osiris
En alemán, el Sol es femenino y la  Luna es masculina. Se dice La Sol y El Luna. Al revés que en la mayoría de las tradiciones, mitos y leyendas, como por ejemplo en el antiguo Egipto: la diosa luna Isis y dios el sol Osiris, cuya unión generaba cíclicamente a Horus, el sol naciente, otro varoncito. Es solo un detallito entre las tantas extravagancias del idioma.
Cuando sale el  (la?) sol en Alemania, la gente anda contenta por la calle. Las chicas te saludan con una sonrisa sugestiva y les brillan los ojitos, como si se te fueran a tirar encima, como en las propagandas de desodorante Axe.Ver: comercial Axe Pero no, es sólo por efecto del éxtasis solar.


El Febo se deja ver poco por estos lares, y cuando asoma, todos quieren absorber la mayor cantidad posible de radiación IR, UVA, UVB, benigna, maligna, lo que sea, nada les importa y son capaces de pelearse por un asiento para comer al sol, de frente, con la cabeza descubierta. Algunas víctimas extremas de este frenesí lumínico  caminan descalzas por las veredas de cemento.

Para mí, que vengo de varios años en la soleada Barcelona, un día de sol es el estado normal, y siguiendo los consejos de mi dermatóloga catalana, no asomo la espalda ni la pelada al sol ni que me paguen con lingotes de platino.

En los países fríos de Europa Central, norte y Escandinavia, los interiores de las casas son acogedores, primorosamnete decorados y provistos de incontables utensilios prácticos para hacer la vida interior mas cómoda y agradable.  La calefacción y el aislamiento térmico son tan eficientes que se siente menos frío con 20 bajo cero en el exterior que con 10 grados (sobre cero) en la soleada Barcelona en invierno.
Jugamos ajedrez o tomamos sol?

En estos países la gente pasa muchas horas dedicada a tareas internas. Son bastante trabajólicos ya que no hay mucho incentivo para estar afuera.  Por eso los cocineros/as  producen esa maravillosa repostería, y en el pasado los pensadores pensaron cosas complicadísismas,  Beethoven compuso sinfonías, Goethe escribió el Fausto, Wagner creó óperas largusimas, Kafka escribió historias kafkianas y Bergman filmó películas de Bergman.
Algunos que pensaron demasiado se tiraron desde un puente o a las vías del tren, algo que está de última moda.

Actualmente, no sé muy bien qué hacen los alemanes, aparte de confirmar diariamente la realidad del milagro alemán (que fue, con toda probabilidad, un verdadero milagro, como ya adelanté en un texto anterior: La vida en Munich y el...) .
Oh, qué bella nieve!


Hay que reconocer que mucha gente sale a pasear alegremente por la naturaleza, a correr y subir montañas en pleno invierno, con frío, nieve y viento, con estoicismo de cartero.
Son muy fuertes y sanos, los que sobreviven. El resto se va eliminando solo, por selección natural, sus genes desaparecen (bajo la nieve) y ya no se reproducen. Por eso muchos son grandotes y fortachones.

Y, finalmente volviendo a nuestra rubia cantarina del descapotable con las mechas al viento, podemos afirmar sin lugar a dudas que se encontraba en un estado agudo de clímax paroxístico solar, seguramente reversible ante la aparición de eventuales nubarrones. 



sábado, 13 de abril de 2013

El mundo preso o The Wall y el césped de los jardines.

Se dice que el césped siempre parece más verde en el jardín del vecino.

Hace años, un amigo de Buenos Aires se burlaba de los medios y los políticos que hablaban del mundo libre . ¿Y los otros donde viven? -preguntaba con sorna- ¿en el  mundo preso?
Corrían los años ochenta, época de Reagan y el proyecto Star Wars (Guerra de las galaxias), en plena guerra fría.
Iniciativa de defensa estratégica

Más de veinte años después, en 2000 y pico, cuando yo aún ni soñaba que alguna vez viviría en Alemania, me mandaron a Berlín. No era una prenda de un juego que perdí sino un viaje de trabajo.
Berlín ya estaba de moda. Muchos españoles y otros europeos la visitaban recopados, maravillados no sé muy bien por qué, ya que no es una ciudad particularmente bella ni pintoresca, como otras de Alemania. Puede que fuera esa colorida onda artístico-bohemia que se desarrolla en algunos barrios bajos y baratos, factor que rápidamente los encarece y hace pasar la onda a otro barrio. De seguir así, Berlín pronto será tanto o más cara que Munich.
Sin embargo, es una ciudad con muchas cosas interesantes. Lo que a mí me fascina es su historia reciente, que es tan particular.
 
Después de congelarme un buen rato (el  invierno berlinés es duro) escuchando a un melodioso violonchelista callejero frente a la famosa puerta de Brandenburgo (cuya cara de adelante da al lado este), llegué al Check Point Charlie, una caseta de vigilancia imitación de la original, donde estuvo el puesto de los vigilantes yankis que controlaban el lado de acá del muro.
En frente, está el museo del muro de Berlín, donde se pueden ver objetos, fotos, y noticias que registran anécdotas de gente que intentó con métodos descabellados, y con distinta suerte, huír de la República Democrática (este), hacia la Alemania Federal (oeste).
Para los que no lo recuerdan: Durante la guerra fría, después de la segunda guerra mundial, la situación era surrealista. Había un muro, una pared con guardias y alambre de púas que separaba el lado Este del lado Oeste. Pero Berlín Oeste estaba dentro de la Alemania del Este, que era dominada por la URSS. Berlín Oeste además estaba dividida en sectores controlados por los norteamericanos y otros aliados, enemigos de los comunistas del lado Este. Se accedía por un caminito, o en avión. Berlín Oeste era como un islote en medio de...el mundo preso.

La vida de los otros
La República Democrática Alemana tenía, entre otros avances sociales, una Gestapo comunista, La Stasi, cuyos cuarteles son ahora una atracción turística, como las zonas de batalla en la jungla de Vietnam, donde los turistas pueden jugar a la guerra.

La realidad supera a la  fantasía: hay historias de gente que pasó la frontera Este-Oeste doblada como un contorsionista en el baúl de un VW escarabajo (¿como un gusano, dirían algunos cubanitos?) o dentro de una valija. Hubo un un tipo que se lanzó con mujer e hijo en una sillita que colgaba de una roldana desde la ventana un edificio del lado este, pasando sobre el muro y cayendo en el suelo del otro lado, donde los esperaba un contacto. Un señor muy ingenioso y atlético creó el primer impulsor personal submarino con un motorcito con hélice y un manubrio para agarrarse, como se veía en las series de acuanautas o las pelis de James Bond. Con el artilugio llegó hasta Finlandia (¡Brrrr!). Después patentó el invento que  fue adoptado por la marina de USA y otros países.
Otros fueron ametrallados en la base del muro, como Richard Burton en El espía que vino del frío.
No siempre se puede ganar, como los balseros que desafían a los tiburones o las pateras que luchan con las corrientes del estrecho de Gibraltar.

En lo que una vez fue Berlín Este y ahora forma parte de Berlín a secas, me llamó la atención un edificio que había sido la sede de la embajada rusa, con un gran relieve de Lenin
sobre una pared exterior. La guía contaba que traían la tierra para el jardín y huerto interior desde Rusia. Como Drácula, pensé, que dormía sobre tierra de su país.

En la URSS, y en  China (que sigue siendo comunista, con economía salvajemente capitalista), simpatizar con el capitalismo era revolucionario y subversivo. En el ¨mundo libre¨, viceversa. Claro que con los  especímenes que solíamos tener en nuestro césped latinoamericano, quien no hubiera mirado con ganas el del vecino?
En 1968, mientras la primavera de Praga era aplastada por los tanques rusos, en el París del mayo francés los jóvenes idealizaban la Revolución Cultural maoísta, hoy denostada hasta por los mismos dirigentes del PC chino.
En la Perestroika, los conservadores, la derecha, eran... los comunistas.

Pasaron muchos años. Sin embargo, las viejas costumbre no se pierden fácilmente.

Algunos de mis compañeritos de trabajo son jóvenes treintañeros cuyos padres emigraron del este tras la caída del muro, en 1989-90, cuando Pink Floyd - en realidad, Roger Waters y Skorpions- tocaban The Wall sobre piedras y ladrillos caídos.
Intenté varias veces explicarle a uno de estos chicos que en Latinoamérica, en Argentina (así como en en España) existía (uso el pip: pretérito imperfecto piadoso) gente inteligente y culta que admiraba (pip) a Fidel e idealizaba (más pip) el régimen cubano y afines, minimizando la falta de libertad, un mal menor, según ellos, que sin embargo no hubieran ido a vivir allá ni atacados por una intoxicación etílica aguda. Pip.  Por alguna razón nunca pude conseguir abrir su teutónica mente ante esta idea estrafalaria, aunque tan cara a algunos escritores, artistas, dramaturgos, cineastas, lingüistas y filósofos de fama mundial (que obviamente jamás abandonarían  sus residencias en París, Londres, New York, Bogotá o Méjico para irse vivir  a Cuba ....o  a Corea del Norte, por poner un ejemplo). Pip.
El alemancito, que no es hincha de USA ni de Merkel y gusta de  hacer afirmaciones antisistema, como la mayoría de los jóvenes actuales, se queda mirándome incrédulo, como los chinitos con los vampiros (ver texto anterior: Alibaba y ...).

No hace falta ser un sufrido personaje de una novela de John Le Carré para sentir que todos fuimos, directa o indirectamente, conscientemente o no, víctimas de la guerra fría. Incluyendo algún gran idealista latinoamericano con buenas intenciones. (, creansenlón) .


Y digo yo, me atrevo a preguntar, desde la lejanía que proporciona este medio electrónico: ¿Alguien se preguntó alguna vez, cómo sería el mundo ahora si la URSS no hubiera perdido la guerra fría? ¿Y si algún idealista luchador por la libertad de los pueblos hubiera conseguido realizar sus ideales?

Estaríamos todos viviendo dentro del Mundo Preso, ¿o no?

Delicias orientales

martes, 2 de abril de 2013

Alibaba y la escasez de vampiros en China

Mark Twain decía que es posible aprender inglés básico en 30 horas, francés en 30 días y alemán en 30 años. (*)

Cuando sea octogenario podré charlar fluídamente sobre el tiempo o criticar la política de la Merkel con el panadero,  en vez de comprar el pan en el supermercado como ahora. Aunque posiblemente para esa época ya los panaderos serán androides sintéticos (o simbólicos, sin duda habrá para todos los gustos).

En mi clase de alemán tengo una compañerita china, que se hace llamar Cindy, una amable occidentalización de su nombre real, para nosotros  impronunciable. Casi todos los chinos que uno encuentra en Alibaba y otras webs de negocios se llaman Peter (Peter Chang, Peter Wong, etc). Mi señora esposa tuvo un compañero de clase llamado Pi-lín, Piu-lín, Pio-lín, o algo así.
Los profes de alemán que conozco trabajan para la VHS, sigla que no se refiere al tradicional sistema de videocassette , sino a la Volkshochschule (literalmente: alta escuela popular), donde se ofrecen cursos económicos sobre cualquier cosa: desde jardinería y danza del vientre hasta diseño de naves espaciales para viejas damas pensionadas. También idiomas.

Los profes de la VHS parecen formar parte de un club de bohemios gasoleros, aunque  bien pagados, a quienes les gusta viajar, el arte, los libros, el cine, la música, etc. Conocen y a veces hablan varios idiomas. Son simpáticos y cultos, con esa cultura que excluye cuidadosamente todo conocimiento técnico-científico, al estilo de esa gente maravillosa  que piensa que los electrones son nocivos para la salud debido a su carga negativa (sic, yo lo escuché personalmente, aunque no en Alemania; la discreción me impide decir más).

En las clases hay chistes, referencias a los deportes (que desconozco olímpicamente), al cine, la TV, y cualquier otro tema con el que uno pueda practicar y afianzar sus dudas y  confusión sobre el idioma. Así fue como descubrí que un  hay un tema, fundamental para nuestra sociedad actual, que parece totalmente desconocido para los chinos: los vampiros (!).
Fueron en vano las explicaciones verbales, con mímica o dibujos en el pizarrón. Tanto Cindy como Piolín se quedaron mirando, como si les hablaran en chin...digo sin entender, perplejos ante el dudoso espectáculo de gente adulta gesticulando sobre colmillos, mordiscos y chorros de sangre.
Resulta extraño en esta época en que están de moda los libros, películas y series sobre el tema. Existen series sobre vampiros buenos (o ambivalentes). Bueno, también  las hay sobre mafiosos buenos, asesinos seriales buenos, hombres lobos buenos, narcotraficantes buenos, zombies buenos, espías enemigos buenos, inclusive sobre políticos y abogados buenos (!).

Los chinos no desconocen  las  figuras populares occidentales. Por ejemplo, Cindy es  fan de Michael Jackson (esto contradice lo de los vampiros, mmm)  y además conoce a Madonna. No la Madonna de Miguel Angel, Leonardo o Rafael,... sino la cantante, actriz, bailarina y business woman. Dudo que sepa que en italiano la Madonna significa La Virgen María. También dudo que alguien se acuerde del título de  su primer hit en los ochenta: ¨Like a virgin¨(Como una virgen), que debería escandalizar a los creyentes cristianos. Aunque quizás la mejor explicación de porqué se llama así  sea la de Mr. Brown  al principio de Reservoir dogs (Perros de la calle) de Tarantino, discurso obsceno y soez donde los haya, que no me atrevo a reproducir. Ver link Mr Brown: Like a virgin



A los chinos tampoco les falta imaginación: filman cantidades industriales de  películas sobre guerreros voladores y otros personajes míticos. Un ejemplo sobresaliente es ¨Hero¨ que contiene algunas de las más bellas escenas que ha dado el cine y que fuera dirigida, no casualmente, por Zhang Yimou, el mismo artista que diseñó la espectacular apertura de los juegos olímpicos de China.


Otro ejemplo de la creatividad china es Jack Ma To,  empresario fundador de la multimillonaria empresa de comercio electrónico Alibaba, que según la revista Forbes, podría llegar a competir con Carlitos  Slim, el hombre más rico del mundo, o con Amancio Ortega, el gaita dueño de Zara (¿chiste de gallegos?) .
Y, volviendo a los mitos:
¿Qué pensaría Mao de Jack Ma To? ¿Con qué cara lo miraría desde su  nube celestial, vecina a la que Hugo Chávez comparte, tras su reciente ascención, con Néstor K , Perón , Evita, el Che y Bolívar?

Ah, y no se lo pierdan:
Link imperdible 1)   Reencarnación de Hugo Chávez en pajarillo
Link imperdible 2)  Ascensión de Hugo Chávez

* Mark Twain y el alemán (en inglés)